miércoles, 21 de diciembre de 2011

Devi

La diosa múltiple.


Bajo el nombre de Devi ("la diosa") o de Majadevi ("la gran diosa") se agrupan las diversas diosas individuales del panteón hindú clásico. En ocasiones se considera a esta diosa compuesta una deidad mayor y se la vincula con Siva (debido al papel de Parvati como esposa de Siva), de carácter benévolo, o es totalmente independiente, en cuyo caso suelen predominar los rasgos terribles. Parvati o Uma, esposa de Siva, es una reencarnación de la primera esposa del dios, Sati, tras haberse autoinmolado en la hoguera avergonzada por la exclusión de Siva del sacrificio de Daksha, su padre.De joven se somete a una vida sumamente austera con el fin de recobrar a Siva como esposo y se niega a dejarse desanimar por su conducta y costumbres groseras. por lo general, se retrasa su vida en común como algo idílico, Parvati domesticará a la deidad ascética y misántropa.

Durga ("difícil de abordar") es una diosa guerrera, inalcanzable para los pretendientes e invencible en el combate. Su principal tarea consiste en luchar contra los demonios que amenazan la estabilidad del mundo. En algunos casos se dice que brota de Visnú como el poder para dominar o como la potencia creativa de este dios; en otros, que surge de Parvati cuando ésta se enfada, y en otros que la creen todos los dioses masculinos que acumulan sus atributos y la consideran su defensora contra los demonios.

Aún más aterradora resulta Kali, que brota de la frente de Durga cuando ésta se encoleriza.

A otras diosas temibles (Candi, Camunda, Bhairavi y similares) se las considera en ocasiones individuos independientes y en otras se las identifica totalmente con Kali, mientras que hay diosas relacionadas con problemas más específicos, como Sitala (diosa de la viruela y, desde la erradicación de enfermedad, de diversas afecciones de la piel), Manasa, (diosa bengali de las serpientes) y, Hariti y Shashti (diosas del parto). Además están las diosas de las aldeas, a algunas de las cuales se rinde culto con los sacrificios animales abandonados hace tiempo en otra formas de hinduismo. Muchas de estas deidades se consideran independientes e incontrolables: los mitos sobre Kanyakumari (princesa doncella) gira en torno a la prohibición que pesaba sobre ella de casarse con Siva y al poder de su virginidad. En otros casos se piensa que están casadas con su aldea. A muchas de ellas se les ofrece el sacrificio de búfalos, reflejo del mito de Mahisha, el demonio-búfalo, a manos de Durga. En ocasiones domina e infligen enfermedades.

Se dice que Minakshi ("ojos de pez"), la diosa de Madurai, nació con tres pechos y que sus regios padres la criaron como a un niño. Sucede a su padre en el trono y somete al mundo entero. Un día llega al monte Kailasa y reta a Siva, pero cuando están juntos, asume de repente una modestia y un pudor femeninos  y pierde el tercer pecho. Esta imagen de la reina guerrera domesticada por Siva refleja los mitos de Parvati y su domesticación de Siva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario