viernes, 19 de octubre de 2012

La Baba Yaga y María Morevna.

En un cuento popular, el príncipe Iván emprende la búsqueda de María Morevna, su esposa, raptada por el monstruo Kashchéi, pero descubre que sólo podrá rescatarla con un caballo al menos tan rápido como el de su enemigo. María se entera por Kashchéi de que la Baba Yaga, que vive en la otra orilla del turbulento río, posee una manada de caballos con tal características. Cuando la encuentra su marido, María le concede el poder necesario para poder cruzar la corriente, pero antes de acceder a darle un caballo, la Baba Yaga le impone al príncipe una tarea irrealizable: custodiar a sus yeguas de cría durante tres noches. Todas las noches, siguiendo las instrucciones de su ama, las yeguas se escapan, pero vuelven a reunirlas los insectos y otros animales a los que Iván ha tratado con bondad. Por último, le aconsejan que robe el potro sarnoso que yace sobre el montón de estiércol de la cuadra y escape con él. Iván sigue el consejo y perseguido de cerca por la Baba Yaga en su mortero, atraviesa el río. Con el potro, que milagrosamente adelanta a la montura de Kashchéi, el príncipe rescata a su amada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario