sábado, 7 de enero de 2012

Yu el Grande.

Existen numerosos mitos chinos sobre una antigua inundación, además de las otras en las que intervienen Nugua y Fuxi. En el más popular aparece una figura heroica, Yu el Grande. En la versión original, Yu era un dragón o un ser mitad humana mitad dragón, a cuyo padre, Gun, habían enviado a los cielos para dominar una gran inundación. En otra versión se presenta a Yu con forma totalmente humana.


El mítico emperador Shun ordenó a Yu que hallase un medio para controlar las aguas de una gran inundación. Yu trabajó sin cesar durante trece años; sus manos se agrietaron con el esfuerzo, sus pies se cubrieron de callosidades y cojeaba lastimosamente. Tenía la piel negra por el sol y estaba delgado como una espátula.

Pero sus sufrimientos fueron al fin recompensados. Construyó canales artificiales para drenar el agua hasta el mar y, en reconocimiento a sus servicios, Shun abdicó en su favor y Yu fue el primer emperador de la dinastía Xia. Se dice que reinó desde 2205 hasta 2197 a. C. y aún puede verse su supuesta tumba cerca del actual Shaoxing en la provincia de Zhejiang.

No hay comentarios:

Publicar un comentario