miércoles, 28 de diciembre de 2011

El Iluminado.

Como el budismo es una filosofía de salvación, en teoría no tiene ningún uso para la mitología, pero en la práctica, los budistas de todos los paises han acudido a las mitologías locales para rellenar su visión del mundo.  En la India, donde surgió esta religión, las ideas sobre Buda se convirtieron en los ropajes de la mitología hindú y los dioses hindúes pasaron a ser espectadores y actores secundarios del drama de Gautama en su busqueda del conocimiento, que terminó con su transformación en Buda, el Iluminado. Con la aparición del mahayana ("Gran vehículo") a principios de la era cristiana, los elementos mitológicos adquirieron mayor importancia y el culto a los Bodhisattvas constituyó la base de la floreciente mitología budista, si bien continuaron los antiguos motivos y narraciones. Al principio estos Bodhisattvas debieron de personalizar fundamentalmente los diferentes aspectos del carácter de Gautama, pero al cabo de poco tiempo desarrollaron una identidad muy real . Maitreya tipifica la maitri ("amabilidad"): la vida bajo él es el milenio budista, pero entre tanto abandona el cielo Tushita para visitar el mundo bajo diferentes formas con el fin de salvar y enseñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario