lunes, 4 de febrero de 2013

Los Hermanos Pájaros-Campana.

El énfasis de un mito puede variar dependiendo de dónde se cuente. La siguiente versión del mito de unos héroes ancestrales, los Hermanos Pájaro Campana, fueron narrados en 1976, la primera por Pompy Wananpi y Pompy Douglas en Wangka Arkal, y la segunda por Paddy Uluru en Uluru (Ayers Rock).

Los Hermanos Pájaro Campana acechaban un emú en Antalanya, una charca a la que aún van a beber estos animales. Sin que ellos lo supieran, una joven buscaba gusanos en Wangka Arkal, cerca de allí. La cúpula de roca es la frente de esa mujer, y cuando alguien grita, la voz resuena desde la roca como si la muchacha respondiese. Llevaba sobre la cabeza un plato, apoyado sobre un anillo hecho con cabello humano, y mientras comía gusanos se le cayó la carga de la cabeza y sobresaltó al emú que echó a correr hacia Uluru, al norte, perseguido por los hermanos. Al pie de la pared de roca hay una muesca semicircular, el anillo de pelo de la muchacha, y un poco más allá la charca donde bebía el emú.

En la versión de Paddy Uluru, el Lagarto de Lengua Azul, Lungkara, les robó un emú bien gordo a los hermanos en Antalanya. Enterró la carne -que se transformó en planchas de piedra- en Uluru y dio a los cazadores un emú flaco. Enfurecidos por el cambio, uno de los hermanos prendió fuego a la choza de Lungkara, que ardió vivo. El humo del fuego puede verse desde la pared de Uluru y Lungkara es una piedra. Se consideraba al padre de Paddy Uluru la  reencarnación de Lungkara limpiaba la piedra de hierbajos y contaba el mito a sus hijos y a otros jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario