viernes, 25 de febrero de 2011

Los que conforman y rigen el mundo II

Algunos pueblos cuentan que un héroe cultural diseminó las estrella al azar, mientras que otros piensan que los cielos se dispusieron de una forma más cuidadosa y sistemática. Los pauni relatan con detalle como el Espíritu Supremo Tirawa asignó una posición y una parte de su poder a cada cuerpo celeste. Sakuru (el Sol) fue a vivir al este , donde se yergue cada mañana para dar luz y calor, y Pah (la Luna) al oeste, para dar luz de noche. También se asignaron posiciones a la Estrella Vespertina, la Estrella Matutina, la de la Muerte y las cuatro sujetan el cielo.

La Araña desempeña con frecuencia un papel importante en la creación del mundo, y puede ser también un héroe cultural, como en el mito cheroqui sobre el robo del fuego. "En el inicio de los tiempos no existía el fuego, pero un día, el dios del Trueno envió un rayo para que prendiera el tronco de un sicomoro hueco en una isla. La Araña del Agua tejió una tela en forma de vasija pequeña y se la colocó en la espalda. Fue hasta el árbol, metió un rescoldo en la vasija y se la llevó a todos los seres.

Según cuentan los chochones de las llanuras occidentales, los orígenes de la muerte se produjo a raíz de una discusión entre las dos figuras más importantes que eran el Lobo y el Coyote, y éste siempre trataba de desbaratar los planes de aquel. El Lobo le dijo un día que cuando moría una persona podía devolverle la vida si disparaba una flecha sobre la tierra que había bajo ella, a lo que el Coyote replicó que no le parecía buena idea, porque si toda la gente recuperaba la vida acabaría por haber demasiada en el mundo. El Lobo aceptó su razonamiento, pero decidió que fuera el hijo del Coyote el primero en morir, y su deseo provocó la muerte del muchacho. Desolado, el Coyote fue a verlo, le contó lo sucedido y le recordó sus palabras: Que las personas podían revivir disparando una flecha bajo ellas. Más el Lobo contraatacó con el argumento del Coyote, que el hombre debía morir, y desde entonces así ha sucedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario